Ya huele a vacaciones, a semana santa, a familia reunida, las fechas del calendario vuelven a vencerse como cada año, permitiendo se realice una de las fiestas tradicionales más representativas del catolicismo en el mundo.

Aquí, las familias se reconocen entre sí, los vecinos, amigos y visitantes participan por diversos motivos, por mandas o penitencias personales, para dar gracias por problemas o enfermedades resueltas, por tradición…
Desde el tercer viernes de cuaresma según la Iglesia empieza la conmemoración. Para el cuarto y último viernes se organiza la participación y se cierra el llamado. El domingo de ramos está estructurado todo el programa. En esa misma fecha y a partir de las 9 a.m. el personaje denominado “El Espía” recorre las zonas ya conocidas montado a caballo en horarios establecidos previamente.

Jueves Santo -14 de abril en esta ocasión-, a partir de las 6.a.m. los integrantes de la comparsa y acompañamiento han ubicado la escenografía y el ánimo de colaboración es evidente, el paseo inicia a las 12 del día y a las 2 de la tarde han caminado por el área convenida, el ambiente se llena de misticismo.

“Jesús” es buscado por los judíos que encabeza Judas, pasada la media noche es aprehendido e inicia la procesión en el sector establecido para ello es encerrado en una mazmorra mientras afuera hay relevos para vigilar. La población conoce el ritual y se preparan para lo siguiente.

El viernes la sentencia se elabora con la lectura original señalan orgullosos los organizadores “copia real de lo que se leyó en aquellos tiempos, lo que se habló a nuestros antepasados y hoy nosotros también lo hacemos”, dice don Moisés Guerra Encargado de la comparsa de los Judíos y Capitán de los mismos.

Asimismo, se realiza el acto de sentencia aún y con el lavado de manos de Poncio Pilatos, quién no encuentra culpa en el acusado, es sacado de la cárcel y entregado a la multitud donde es juzgado en lugar de Barrabás para quien exigieron libertad. Para después ser crucificado…¿Todo se había consumado con su muerte? A las 3 de la tarde es bajado de la cruz.

Judas, es historia aparte; el mayor representante de la traición en el mundo, en nuestro municipio el personaje forma parte del sábado de gloria, quién durante varias horas persigue a la población que huye de él y sus ramos de chichicaxtle, ortiga y demás hierbas, ahí disfruta “purgar pecados” a diestra y siniestra en un encuentro que reúne a las familias en forma jocosa y divertida sobre todo para los que soporten ser “rameados y planeados con relucientes machetes en plena espalda”.

Pero la traición no camina mucho y ese mismo día el personaje es conducido al panteón donde es quemado por haber cometido el hecho de mayor aberración en la historia de la humanidad. El grupo de judíos para el domingo de pascua a las 3 de la mañana enciende un cirio en un acto de perdón y se recibe una flor bendecida en señal de resurgimiento en ésta que será la edición número 152 de la Festividad aquí en Coatzintla.

La procesión es emotiva siempre, la población acude contenta de poder formar parte, las autoridades colaboran con eficacia lo relacionado a la seguridad, vigilancia y orden, mismo que a veces se desborda sobre todo pasada la emotividad comunitaria y cada quien a seguir con su pasión…
Consumado será…
#carreradelosjudios
#coatzintla

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.