Dan último adiós a bebé que falleció a consecuencia de la golpiza que le dio el hombre a su mujer, estando ella en estado de embarazo…..

“Que vayas con Dios Blanquita”, fueron las últimas palabras en el último adiós a la bebé de Juniet de Los Angeles Miranda López, joven víctima de violencia intrafamiliar.

Blanquita, es el nombre que había escogido Juniet para su hija, como homenaje a su abuela materna. Era la bebé que la joven madre tanto anhelaba tener .

Esta mañana, Juniet cargó en sus brazos a Blanquita, y mientras le ponía su pijama blanca que le había guardado, le dedicó las palabras más hermosas que una madre puede decirle a una hija.

Aferrada a la ovejita, y empapada de lágrimas, le susurró palabras imaginando que su hija podía escucharla; era un duelo en el tiempo.

«Blanquita: te esperaba con muchos sueños y te miraba en mis brazos, pero no así. Me ha hecho sentir bien haberte vestido».

EL FUNERAL
Aferrada a su preciosa y anhelada bebé, Juniet no podía entender por qué estaba muerta. El llanto no paró y la cargó en sus brazos hasta el campo santo. Sabía que había llegado la hora de despedirse por última vez de su angelito; se quedó con ella, le acarició su rostro y manos, mientras miraba a «su primera hija».

La muerte fetal es mucho más común de lo que la gente podría pensar, pero es muy raro que se hable de ella, porque el embarazo es una época de alegría y esperanza.

EL MIEDO
En medio de su dolor Juniet, expresa su miedo, el miedo de lo que ahora pueda pasar. Su pareja Alan Aarón Ampié Vanega fue detenido, y está siendo investigado por los cargos de violencia intrafamiliar y por la muerte de la bebé, a consecuencia del maltrato que recibía la progenitora.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.