Agua Dulce, Ver.- Un trágico desenlace tuvo un menor de 16 años de edad, que acudió a las playas de Tonalá con su comunidad religiosa para participar en una ceremonia de bautismos, sin embargo fue arrastrado por el mar y murió ahogado.

La alerta se emitió alrededor del mediodía, por parte del agente municipal y de algunos asistentes de la iglesia cristiana que reportaron a las autoridades que un menor se había ahogado.

De acuerdo con los asistentes, la iglesia realizaría bautismos en el mar, por lo cual se trasladaron a la congregación de Tonalá, municipio de Agua Dulce y se concentraron en el área que se encuentra justo detrás del parque de ese lugar.

Se dio a conocer que mientras se preparaba la ceremonia, dos menores se introdujeron al mar los cuales fueron arrastrados por la corriente, sin embargo solo uno logró salir.

De inmediato reportaron a las autoridades de la congregación, siendo personal de la marina quienes realizaron la búsqueda en lancha junto con algunos pescadores.

Minutos después el cuerpo fue rescatado y colocado a la orilla del mar , sin embargo, a pesar de los intentos por reanimarlo ya no contaba con signos vitales.

El hecho consternó a la comunidad religiosa, pues nunca se imaginaron este desenlace.

Se dio a conocer que el menor respondía al nombre de Gabriel N de 16 años de edad.

De los hechos se notificó a la capitanía de Puerto, arribando personal al lugar, al igual que autoridades ministeriales.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.