El ilustrador oriundo de Tihuatlán, Veracruz, Jacob N. Azuara, señaló que el arte debe servir a la sociedad a promover una mayor cultura de inclusión e igualdad.

 

En entrevista, el ilustrador del libro “La divina mujer”, señaló que el arte debe no solo compartir ideas, sino enfocar estas al beneficio de la comunidad, por lo que en sus proyectos de arte visual intenta mandar un mensaje positivo.

 

“Quiero darle voz a un sector que ha sido marginado históricamente, como es el caso de las personas con discapacidad”, señaló.

 

En su nuevo proyecto, una novela gráfica sobre las criaturas mitológicas de Veracruz, el artista tihuateco detalló que también es momento de romper el paradigma de que los conflictos se resuelven a través de la fuerza y violencia.

 

“En mis historias, los protagonistas logran sus objetivos mediante el uso del conocimiento y la razón, y lo que intento es que los lectores empaticen con esta clase de métodos, ya que son esta clase de acciones las que dan un ejemplo positivo para la sociedad”, dijo.

 

Jacob N. Azuara declaró que la ficción, el relato de heroísmo, es un género que no pasará de moda, ya que a la sociedad le gusta saber que cualquier persona puede llegar a hacer un cambio significativo en el mundo.

 

“Cualquier acción desinteresada para ayudar ya es un acto heroico si se da de corazón, sobre todo en este momento en el que pareciera que nadie da nada sin recibir algo a cambio”, expresó.

Por admin

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *