Categorías
Estado

Siguen cayendo los periodistas bajo las balas de los sicarios #Papantla #Veracruz #PozaRica #Tihuatlán

Papantla, Ver.- El pasado 7 de junio, Día de la Libertad de Expresión, en Veracruz como en todo México, no hubo discursos en defensa de una libertad que definitivamente en la entidad hace tiempo dejó de existir para dar paso a la represión, al amordazamiento, a las amenazas y al fragante asesinato de periodistas.

Viene a consideración lo anterior, por los 28 homicidios y las desapariciones de periodistas en los últimos años en suelo veracruzano.

Los hechos más recientes ocurrieron en Papantla, con el cobarde asesinato de la compañera periodista María Elena Ferral, perpetrado por hombres armados el pasado 30 de marzo en céntricas calles de esta ciudad.

Todo esto sólo demuestra que los mecanismos oficiales de protección a los periodistas continúan sin funcionar.

Los comunicadores veracruzanos siguen cayendo bajo las balas de los sicarios, no obstante los zalameros discursos de los tres niveles de gobierno que prometen garantizar la libertad de expresión.

Sin embargo, las constantes agresiones a los periodistas sólo evidencian que en el gobierno federal, estatal y municipal no existe ninguna voluntad y acción contundente para detener las frecuentes agresiones contra el gremio periodístico.

Ante esta situación, en Veracruz como en otras partes de México, los comunicadores nos vemos en la necesidad de enfrentar las agresiones en medio de un ambiente de impunidad y abandono institucional.

El pasado 7 de Junio, el asesinato de María Elena ensombrece aún más el ya sombrío panorama del ejercicio periodístico en Veracruz y especialmente en Papantla.

En tierra jarocha, si como periodista te atreves a publicar cualquier hecho que afecte los intereses de la clase política o del crimen, puedes caer bajo las balas o aceptar el exilio obligatorio para salvar tu vida.

Es urgente tomar medidas y reinventar la Comisión Estatal para la Atención y Protección a Periodistas (CEAPP), pues a la fecha México concentra el 38 % de los asesinatos de periodistas en el mundo y Veracruz el 23 % de todos los homicidios de comunicadores ocurridos en el territorio mexicano.

Por Grupo Los 10